ISO 39001

La Seguridad Vial es una parte fundamental de la seguridad pública, un derecho de los ciudadanos y uno de los principales indicadores de calidad de vida. Mejorando la Seguridad Vial estaremos mejorando directamente la calidad de vida en nuestra comunidad. Seguridad vial es “el estado de bienestar saludable en el libre y autónomo uso de nuestras calles y carreteras”.

ISO 39001

En el Informe Mundial sobre prevención de los Traumatismos causados por el tráfico, presentado por la ONU en el 2004, ya se propone una estrategia de Seguridad Vial bajo el lema “La Seguridad Vial no es accidental”, con tres aspectos clave:

  • La Seguridad Vial es preciso “provocarla”, no sucede de modo accidental.
  • La Seguridad Vial precisa del apoyo de la clase política.
  • La Seguridad Vial implica una actividad concertada y sostenida, una planificación, un plan integral para su gestión.

Es en la resolución 64/255, 1 de marzo de 2010, la Asamblea General de las Naciones Unidas proclamó el periodo 2011-2020 «Decenio de Acción para la Seguridad Vial», donde de forma expresa se cita a la norma ISO 39001 “Sistemas de gestión de la Seguridad Vial: Requisitos y recomendaciones de buenas prácticas”.

Ya en Europa, «Hacia un espacio europeo de Seguridad Vial: orientaciones políticas sobre Seguridad Vial 2011-2020» (que viene a dar continuidad a los anteriores Programas de Acción Europeos de Seguridad Vial), pretenden instaurar un marco general y una serie de objetivos ambiciosos para guiar las estrategias nacionales y locales, poniendo de relieve la necesidad de crear un marco de cooperación basado en el intercambio de mejores

prácticas en el seno de la UE, adoptar una estrategia sobre lesiones y primeros auxilios para abordar la necesidad de reducir el número de heridos en accidentes de circulación y mejorar la seguridad de los usuarios más vulnerables de la carretera. La Comisión establece tres principios fundamentales:

1. Alcanzar el máximo nivel de Seguridad Vial en toda Europa, animando a los ciudadanos de la UE a asumir su papel como responsables principales de su seguridad y la de los demás en las carreteras europeas y mejorando la seguridad de sus usuarios más vulnerables,

2. Un enfoque integrado sobre la Seguridad Vial.

3. Subsidiariedad, proporcionalidad y responsabilidad compartida.

Más información

En esta norma se especifican muchos de los requisitos necesarios para que una organización reduzca las muertes y heridas graves relacionadas con la interacción en el sistema vial. La política específica en Seguridad Vial, el desarrollo de objetivos y un plan de acción específico, son los pilares que sustentan esta norma. Adicionalmente, este enfoque permite un uso efectivo del sistema vial y una reducción de los costes.

La realidad de la Unión Europea en cuanto a la situación de la Gestión de la Seguridad Vial, nos dice que se puede llegar más allá del contenido de la Norma ISO 39001, por lo que es posible dar salida a la demanda de organizaciones que actualmente están realizando actuaciones concretas, o que pretendan realizarlas, superando las expectativas fijadas en la ISO 39001:2012. Partiendo de la teoría sobre cómo y porqué ocurren los accidentes de tráfico, se construye un modelo de Gestión de la Seguridad Vial cuyo fin es el éxito en la ejecución de la tarea de conducción, que por lo tanto incide directamente en la eficiencia del funcionamiento del sistema de tráfico. Este modelo de gestión va más lejos de las líneas generales marcadas por la Norma ISO 39001

Proporciona un marco de referencia común basado en las mejores prácticas de gestión para hacer frente a los riesgos para la Seguridad Vial.

El Estándar define los requisitos del Sistema de Gestión para alcanzar los objetivos que la organización establezca en términos de estrategia en tiempo real.

Se interioriza una “cultura justa de seguridad, responsabilidad y valor social”.

En definitiva, con la implantación de la ISO 39001+Excellence se trata de:

a) Ajustar las necesidades para que puedan gestionarse de manera efectiva.

b) Acompañar en la integración de un sistema de buenas prácticas a través de formación específica.

c) Identificar las recomendaciones para la integración de programas o software específicos, así como herramientas de cumplimiento.

d) Lograr y mantener los niveles de excelencia mediante herramientas de gestión.

Va dirigido a empresas que entienden que enseñar no es transferir conocimiento, sino crear las posibilidades para su propia creación y construcción, y por ello quieren destacar en la consecución de sus objetivos en materia de seguridad vial, obteniendo un reconocimiento por ello, así como visibilidad internacional de su esfuerzo en la Gestión de la Seguridad Vial.

Envíenos el cuestionario rellenado y le haremos llegar un presupuesto sin compromiso