Plan de autoprotección (PAU)

PAU

El Plan de Autoprotección es un instrumento de prevención y autoprotección que tiene por objetivo anticipar la respuesta a situaciones de emergencia con la finalidad de proporcionar una protección eficaz a las personas, al medio ambiente y a los bienes de las instalaciones, garantizando la integración entre los recursos de la propia empresa y la ayuda exterior.

El Plan de Autoprotección de una instalación debe contemplar la identificación y evaluación de los riesgos, las acciones y medidas necesarias para la prevención y el control de riesgos y las medidas organizativas y operativas a adoptar en caso de emergencia.

¿A qué actividades afecta el Real Decreto 393/2007?

a) Actividades industriales, de almacenamiento y de investigación, entre las que se citan:

  • Establecimientos en los que Intervienen Sustancias Peligrosas.
  • Las actividades de almacenamiento de productos químicos acogidas a las instrucciones Técnicas complementarias.
  • Establecimientos en los que intervienen explosivos.
  • Actividades de Gestión de Residuos Peligrosos.
  • Explotaciones e industrias relacionadas con la minería.
  • Instalaciones de Utilización Confinada de Organismos Modificados Genéticamente clasificadas como actividades de riesgo alto (tipo 4)
  • Instalaciones para Obtención, Transformación, Tratamiento, Almacenamiento y Distribución de Sustancias o Materias Biológicas Peligrosas con agentes biológicos del grupo 4.

b) Actividades de infraestructuras de transporte:

  • Túneles
  • Puertos comerciales
  • Aeropuertos, aeródromos y demás instalaciones aeroportuarias.

c) Actividades e infraestructuras energéticas:

  • Instalaciones Nucleares y Radiactivas
  • Infraestructuras Hidráulicas (Presas y Embalses)

d) Actividades de espectáculos públicos y recreativos (establece las características)

a) Actividades industriales y de almacenamiento

  • Establecimientos con una determinada carga de fuego o aquellas en las que estén presentes sustancias peligrosas.
  • Instalaciones frigoríficas con líquidos refrigerantes (Establece las cantidades)
  • Establecimientos con instalaciones acogidas a ITC IP02, IP03 e IP-04 con más de 500 m3.

b) Actividades e infraestructuras de transporte:

  • Estaciones e Intercambiadores de Transporte Terrestre (Establece la cantidad de personas)
  • Líneas Ferroviarias metropolitanas.
  • Túneles Ferroviarios de longitud igual o superior a 1.000 m.
  • Autopistas de Peaje.
  • Áreas de Estacionamiento para el Transporte de Mercancías Peligrosas.
  • Puertos comerciales.

c) Actividades e infraestructuras energéticas:

  • Centros de producción de Energía Eléctrica con potencia nominal de 300 MW.
  • Instalaciones de generación y transformación de energía eléctrica en alta tensión.

d) Actividades sanitarias:

  • Establecimientos de usos sanitarios. (Establece la cantidad de camas)

e) Actividades docentes (establece las características)

f) Actividades residenciales públicas (establece las características)

Actividades sin reglamentación sectorial específica:

  • Real Decreto 393/2007, de 23 de marzo, por el que se aprueba la Norma Básica de Autoprotección.

Para instalaciones afectadas por SEVESO

  • Real Decreto 1196/2003, de 19 de septiembre, por el que se aprueba la Directriz básica de protección civil para el control y planificación ante el riesgo de accidentes graves en los que intervienen sustancias peligrosas (que modifica al Real Decreto 1254/1999)
  • Real Decreto 393/2007, de 23 de marzo, por el que se aprueba la Norma Básica de Autoprotección, aplicándose con carácter supletorio por ser Actividades con Reglamentación Sectorial Específica.

En Catalunya el Decreto 82/2010, de 29 de junio, por el que se aprueba el catálogo de actividades y centros obligados a adoptar medidas de autoprotección y se fija el contenido de estas medidas.

En País Vasco el Decreto 277/2010, de 2 de noviembre, por el que se regulan las obligaciones de autoprotección exigibles a determinadas actividades, centros o establecimientos para hacer frente a situaciones de emergencia.

Ver Norma de Autoprotección elaborada por el INSHT

¿POR QUÉ DEKRA?

  • Contamos con técnicos con amplia experiencia en la realización de Planes de Autoprotección y acreditados tanto en Cataluña como en País Vasco.

  • Disponemos de recursos para realizar la identificación del riesgo mediante metodologías de reconocido prestigio (HAZOP, What if, etc.) y para realizar el cálculo de consecuencias con software de última generación (EFFECTS, PHAST, etc.).

  • Formamos a todo el personal implicado en el Plan de Autoprotección y asistimos en simulacros para asesoramiento sobre el desarrollo de los mismos.

  • Elaboramos los Planes de Autoprotección como herramienta de gestión y control del riesgo específicos para cada instalación.