Análisis de riesgos de proceso (HAZOP)

SOLICITAR PRESUPUESTO

DEKRA proporciona servicios líderes de HAZOP (Análisis Funcional de Operabilidad)

ANÁLISIS DE RIESGOS DE PROCESO (HAZOP)

La metodología de Análisis Funcional de Operabilidad (o también HAZOP, de la expresión inglesa "Hazard and Operability Study") es una técnica de Análisis de Riesgo de Proceso (PHA) basada en la premisa de que los riesgos, los accidentes o los problemas de operabilidad, se producen como consecuencia de una desviación de las variables de proceso con respecto a los parámetros normales de operación.

El análisis de riesgos HAZOP es adecuado tanto par una etapa de diseño, como en la etapa de operación, evaluando en ambos casos las consecuencias de posibles desviaciones en todas las unidades de proceso, tanto si es continuo como discontinuo. La técnica consiste en analizar sistemáticamente las causas y las consecuencias de unas desviaciones de las variables de proceso, planteadas a través de unas "palabras guía".

¡Conozca más sobre el análisis HAZOP y contacte con nuestros expertos!

Aplicaciones del análisis HAZOP

El HAZOP es adecuado tanto par una etapa de diseño, como en la etapa de operación, evaluando en ambos casos las consecuencias de posibles desviaciones en todas las unidades de proceso, tanto si es continuo (batch) como discontinuo (semi-batch), a instalaciones simples o complejas.

Se utiliza para identificar y estudiar los riesgos de operaciones y procesos potencialmente peligrosos. La metodología HAZOP es la técnica de análisis más utilizada en el mundo en las industrias química, farmacéutica, petrolera y nuclear. Se utiliza durante las fases de diseño de un nuevo proceso o proyecto, en caso de modificaciones de gran calado y en la revisión periódica de las operaciones existentes.

La mayoría de las autoridades y aseguradoras solicitan a las empresas operadoras realizar estudios y evaluaciones de riesgos durante el diseño de una instalación, así como también antes de la construcción y durante la operación.

Las autoridades requieren que los estudios de riesgos sean registrados y se realice un seguimiento, estando sujetos a auditorías y aprobación administrativas.

Aunque no existen estadísticas que soporten esta afirmación, se cree que el análisis HAZOP es el método más empleado en la prevención de daños por su sencillez, adaptabilidad, requisitos técnicos previos del personal involucrado así como por la implicación de distintos departamentos involucrados en la seguridad de la planta.

Identificación de fallos y problemas potenciales en instalaciones con riesgo alto

El HAZOP alienta a los equipos involucrados en la seguridad de una instalación a considerar otras formas menos obvias en que se pueda producir una desviación, no importa cuán improbable pueda parecer a primera vista, ayudando a identificar los fallos y problemas potenciales, no identificados previamente en el proyecto.

No sólo permite mejorar la seguridad de una instalación, sino que también sirve para poner de relieve los posibles problemas de diseño y/o de operatividad en una fase temprana del desarrollo del proyecto. También se emplea como herramienta eficaz para auditorías de seguridad o identificación de riesgos de una instalación existente, o para anticipar medidas de seguridad ante posibles cambios en un determinado proceso.

  • Es una buena ocasión para contrastar distintos puntos de vista de una instalación.
  • Es una técnica sistemática que puede crear, desde el punto de vista de la seguridad, hábitos metodológicos útiles.
  • El coordinador mejora su conocimiento del proceso.
  • No requiere prácticamente recursos adicionales, con excepción del tiempo de dedicación.

¿Cómo podemos ayudarle?

Nuestra empresa puede realizar cualquier PHA o estudio basado en HAZOP en una gran selección de idiomas: inglés, español, francés, alemán, portugués, italiano, árabe, hindi, etc. Nuestra presencia global asegura, además, un conocimiento profundo de las prácticas, estándares y cultura locales. Combinadas con nuestro conocimiento en ingeniería en seguridad de procesos y nuestra base de datos sobre seguridad, nos proporciona una capacidad sin parangón en el mercado.

Cada estudio basado en técnica HAZOP comienza con:

  • Revisión de la Información disponible sobre la Seguridad del Proceso (PSI) e identificación de la información inexistente que sea necesaria, identificando todos los riesgos del proceso. La PSI incluye, entre otros:
    • Propiedades de las materias peligrosas.
    • Operaciones del proceso, incluyendo procedimientos.
    • Planos de los procesos y la instrumentación (P&IDs),
    • Especificaciones de diseño de los equipos.
    • Especificaciones de los sistemas de alivio de presión.
  • Revisión de la Metodología de Clasificación de Riesgos que será utilizada, incluyendo las frecuencias de fallos, probabilidades condicionales y Probabilidad de Fallo de un Sistema de salvaguarda (PFD).

Durante las sesiones de análisis, el equipo utiliza la PSI para evaluar las consecuencias de posibles desviaciones del proceso de su funcionamiento normal, asumiendo que las salvaguardas existentes no funcionaran según lo previsto.

Una vez se han evaluado las consecuencias se elabora la clasificación de riesgos para decidir qué salvaguardas son necesarias para reducir la probabilidad a un nivel aceptable para la empresa que realiza la operación. Las salvaguardas incluyen medios ingenieriles, como funciones instrumentadas de seguridad (SIF o enclavamientos), y controles administrativos, como procedimientos o alarmas.

Las recomendaciones también pueden incluir una evaluación en mayor profundidad de los SIF, utilizando las normas ISA 84.01 e IEC 61508/11 para realizar estudios de Nivel de Integridad de la Seguridad (SIL), utilizando, preferentemente, LOPA.

La metodología LOPA incluye el análisis separado de frecuencias de inicio de, teniendo en cuenta las frecuencias de fallo documentadas, la probabilidad de fallo estándar de las salvaguardas existentes de un proceso y su comparación posterior con los criterios de tolerancia de riesgo que ha decidido establecer la compañía que realiza la operación. Según los resultados de este análisis, el grupo puede decidir proponer salvaguardas adicionales.

Tras la conclusión de las sesiones de análisis del equipo utilizando metodología HAZOP o LOPA se elabora un exhaustivo informe que sirve como registro de los análisis realizados, incluyendo los riesgos potenciales de un proceso con las salvaguardas existentes, así como las salvaguardas adicionales propuestas.

En caso de que fuera necesario un mayor detalle en el cálculo de consecuencias, nuestros técnicos podrían simularlas posteriormente con la ayuda de nuestra experiencia y gracias a software especializado, como Phast® o Effects®.

En DEKRA disponemos de las siguientes herramientas de software:

  • PHA PRO versión 8: software desarrollado por la empresa IHS para el desarrollo y seguimiento de estudios HAZOP, HAZID, What-if, FMEA y LOPA.
  • PHA WORKS versión 5.1: software desarrollado por la empresa DYADEM para el desarrollo y seguimiento de estudios HAZOP, HAZID, What-if, FMEA y LOPA.
  • EXSILENTIA con licencia online (actualmente en versión 3.1.2): software desarrollado por la empresa EXIDA para la verificación de funciones instrumentadas de seguridad (SIF).
  • PHAST versión 6.6: software desarrollado por la empresa DNV para el cálculo de consecuencias.
  • EFFECTS versión 8: software desarrollado por el instituto holandés TNO para el cálculo de consecuencias.
  • ALOHA: software desarrollado por la agencia americana EPA para el cálculo de consecuencias.
  • ASTRA FTA: software desarrollado por el centro JRC de la Comisión Europea para la resolución de árboles de fallos
  • OPEN FTA: software desarrollado por la empresa Formal Software Construction para la resolución de árboles de fallos.
  • RISKCURVES versión 7: software desarrollado por el instituto holandés TNO para la determinación del riesgo

Será necesaria toda la información sobre las sustancias manipuladas, equipos, procesos, condiciones de diseño y operación, y sistemas de control y de seguridad. Disponemos de los softwares más potentes y actualizados.

El estudio consiste en un análisis crítico y estructurado de una instalación a partir del planteamiento sistemático de las desviaciones que pueden darse en determinados parámetros de diseño característicos del mismo, identificando para cada una de ellas las causas que las provocan, las posibles consecuencias y las medidas de prevención y mitigación existentes.

Es necesario revisar la Información disponible sobre la Seguridad del Proceso (PSI) e identificar la información inexistente que sea necesaria, identificando todos los riesgos del proceso. La PSI incluye, entre otros:

  • Propiedades de las materias peligrosas.
  • Operaciones del proceso, incluyendo procedimientos.
  • Planos de los procesos y la instrumentación (P&IDs).
  • Especificaciones de diseño de los equipos.
  • Especificaciones de los sistemas de alivio de presión.
  • Revisión de la Metodología de Clasificación de Riesgos que será utilizada, incluyendo las frecuencias de fallos, probabilidades condicionales y Probabilidad de Fallo de un Sistema de salvaguarda (PFD).

Durante las sesiones de análisis, el equipo utiliza la PSI para evaluar las consecuencias de posibles desviaciones del proceso de su funcionamiento normal, asumiendo que las salvaguardas existentes no funcionaran según lo previsto.

Un equipo multidisciplinar de trabajo con amplios conocimientos de las instalaciones a analizar en diversas disciplinas (procesos, operación, instrumentación y seguridad) liderados por un líder HAZOP. Un análisis crítico y estructurado de una instalación a partir del planteamiento sistemático de las desviaciones que pueden darse en determinados parámetros de diseño característicos del mismo.

Durante la evaluación de procesos, y mediante el método seleccionado, se identificarán los riesgos causados por errores humanos, fallos de instalaciones y sistemas, etc.

Durante las sesiones de análisis, el equipo utiliza la Seguridad del Proceso (PSI) para evaluar las consecuencias de posibles desviaciones del proceso de su funcionamiento normal, asumiendo que las salvaguardas existentes no funcionaran según lo previsto.

Una vez se han evaluado las consecuencias se elabora la clasificación de riesgos para decidir qué salvaguardas son necesarias para reducir la probabilidad a un nivel aceptable para la empresa que realiza la operación. Las salvaguardas incluyen medios ingenieriles, como funciones instrumentadas de seguridad (SIF o enclavamientos), y controles administrativos, como procedimientos o alarmas.

Las recomendaciones también pueden incluir una evaluación en mayor profundidad de los SIF, utilizando las normas ISA 84.01 e IEC 61508/11 para realizar estudios de Nivel de Integridad de la Seguridad (SIL), utilizando, preferentemente, LOPA.

La metodología LOPA incluye el análisis separado de frecuencias de inicio de, teniendo en cuenta las frecuencias de fallo documentadas, la probabilidad de fallo estándar de las salvaguardas existentes de un proceso y su comparación posterior con los criterios de tolerancia de riesgo que ha decidido establecer la compañía que realiza la operación.

Según los resultados de este análisis, el grupo puede decidir proponer salvaguardas adicionales.

Ofrecemos igualmente formación HAZOP en nuestra Academia de Seguridad de Procesos, donde se han formado numerosos líderes HAZOP y LOPA de grandes corporaciones e industrias de todo el mundo. Es posible incluso utilizar los manuales y estándares corporativos. También ofrecemos formación abierta en Liderazgo HAZOP/PHA en varias localizaciones y en diferentes idiomas.

OTROS SERVICIOS DE CONSULTORÍA