El navegador está obsoleto.

Ya no se admite Internet Explorer. Cambie de navegador para una mejor calidad del sitio web.

Conclusiones del Informe DEKRA sobre seguridad vial 2022

Conclusiones del Informe DEKRA sobre seguridad vial 2022

21. dic. 2022

La falta de experiencia, la sobreestimación de las propias capacidades y una mayor disposición a asumir riesgos son algunas de las fuentes de error más peligrosas para los conductores noveles, que no pocas veces provocan colisiones graves. "Por eso es tan importante centrarse no sólo en el manejo del vehículo y las normas durante la formación en la autoescuela, sino también enseñar aptitudes de mayor nivel como el autocontrol, la aceptación de las normas de tráfico y la importancia de percibir el peligro lo antes posible", afirma el Dr. Thomas Wagner, psicólogo de tráfico y jefe del departamento de centros homologados para la evaluación de la aptitud para conducir de DEKRA en Alemania. "Esto ayudaría a evitar numerosos accidentes que, en el peor de los casos, podrían acabar fatalmente", añade Wagner, refiriéndose al Informe de Seguridad Vial 2022 de DEKRA "Movilidad de los jóvenes", que, entre otras cosas, también examina más de cerca los riesgos de accidente derivados de despistes y maniobras arriesgadas al volante.

Informe de Seguridad Vial DEKRA 2022

  • La sobreestimación y la elevada disposición a asumir riesgos desempeñan un papel fundamental
  • La pericia de los conductores experimentados sólo se desarrolla con la práctica constante
  • Las encuestas muestran que con frecuencia se juzga mal la propia competencia

Ha aprobado el examen del carné de conducir y por fin puede ponerse manos a la obra. Por supuesto, en este momento no se puede hablar de pericia suficiente. La superación del examen teórico y práctico de conducir "sólo" confirma inicialmente una competencia al volante que cumple los requisitos. "Al igual que en el aprendizaje de un nuevo deporte, hay que combinar el conocimiento de las normas, la práctica del entrenamiento y la observación de situaciones y secuencias de movimientos en el tráfico rodado cotidiano", afirma el experto de DEKRA. Paso a paso, dice, los conocimientos teóricos se transfieren a pautas de acción prácticas. "El eje aquí es el procesamiento fiable de la información relevante de una situación para desarrollar una comprensión inmediata de la tarea de conducción que hay que resolver", prosigue el psicólogo de tráfico.

Según el psicólogo británico David Crundall, citado entre otros en el Informe de Seguridad Vial 2022 de DEKRA, el hecho de que los conductores noveles en particular se vean implicados repetidamente en accidentes no sólo tiene que ver con factores de riesgo como la impulsividad, la distracción y el deterioro debido al alcohol y las drogas, sino también con déficits en la percepción del peligro. En otras palabras, con la capacidad de reconocer situaciones peligrosas en la carretera a tiempo para reaccionar adecuadamente y evitar un accidente. Detrás de esto se esconde una compleja cadena de comportamientos que sólo se desarrollan con el aumento de la experiencia al volante en la dirección de mejorar la seguridad vial y la competencia asociada para actuar.

Esto comienza ya con el reconocimiento de un posible "precursor de peligro". Puede tratarse, por ejemplo, de un vehículo que se aproxima en sentido contrario y que quiere girar hacia una calle lateral y tiene que cruzar el carril. O un vehículo cuyas dimensiones estructurales ocultan a un peatón. En el mejor de los casos, si los indicios de peligro potencial resultantes son pequeños, se sigue buscando en el entorno y, con el tiempo, se forma una jerarquía de prioridades. Esta clasificación está en constante cambio, ya que se añaden nuevos elementos a la lista, los antiguos se caen y los actuales se reordenan en función de la situación dinámica. No solucionar un "precursor" antes de que surja un peligro puede significar que ya es demasiado tarde para responder adecuadamente. Con consecuencias potencialmente fatales.

Susceptibilidad a las maniobras de riesgo al volante

Una cuestión importante con los conductores noveles es la aceptación y el cumplimiento de las normas de tráfico. Que un conductor obedezca o no una norma de tráfico depende no sólo de su capacidad, sino también de su disposición a comportarse adecuadamente en la carretera. La "falta de voluntad" tiene que ver sobre todo con la disposición a asumir riesgos, que es más pronunciada en los jóvenes, especialmente en los hombres.

Además de la socialización, hormonas como la testosterona figuran entre las causas de este fenómeno. Dado que el organismo de los hombres tiene una cantidad mucho mayor de esta hormona en comparación con el de las mujeres, se produce un "tsunami" neuroendocrinológico durante la pubertad, mientras que el proceso de maduración del cerebro aún está retrasado. Aún no se ha establecido el equilibrio entre "jugar con fuego" en el sentido de asumir riesgos y el "freno de la razón" por parte de los circuitos neuronales del cerebro frontal, ya que la maduración cerebral tiene lugar desde la zona cerebral posterior a la anterior. Las estructuras cerebrales que primero se completan en su desarrollo son las responsables de los procesos de control más sencillos, como las actividades motoras o las tareas sensoriales durante el procesamiento de la información. Le siguen estructuras de procesamiento más complejas que son responsables de planificar, decidir, deliberar y ejecutar planes de acción.

Según el Dr. Thomas Wagner, las diferencias temporales en el desarrollo del cerebro hacen que la acción espontánea sea más pronunciada en los jóvenes que en las personas de mediana edad en adelante: "Esto influye en la forma en que afrontamos los riesgos en el tráfico rodado y en la disposición a aceptarlos o incluso a buscarlos conscientemente para saborear nuestro supuesto alto nivel de habilidad al volante".

En este contexto, también son interesantes los resultados de una encuesta de Forsa realizada por encargo de DEKRA entre jóvenes de 18 a 24 años. Según esta encuesta, el 54% de los hombres jóvenes encuestados en Alemania pensaban que conducían mucho o al menos algo mejor que la media de todos los conductores. Entre las mujeres jóvenes encuestadas, el 37% pensaba lo mismo.

"Este fenómeno de sobreestimación de uno mismo se refleja también en la llamada edad subjetiva", se refiere el experto de DEKRA a un metaanálisis publicado en 2021 por Martin Pinquart y Hans-Werner Wahl. Basándose en 293 estudios disponibles en todo el mundo con alrededor de 1,5 millones de participantes en el estudio desde la juventud hasta la vejez, los dos psicólogos descubrieron que hasta los 25 años hay una sobreestimación sistemática de la propia edad de hasta cinco años. Esto está vinculado a una autoimagen positiva exagerada con atributos como la experiencia vital, la madurez y la competencia.

En el informe actual de DEKRA sobre seguridad vial 2022 "Movilidad de los jóvenes" se ofrece información de fondo sobre el tema, así como más información sobre seguridad vial. Se puede descargar en línea en www.dekra-roadsafety.com. También se pueden consultar todos los informes anteriores desde 2008.

Contact for journalists

Wolfgang Sigloch

separator
+49.711.7861–2386
separator
separator

Fax +49.711.7861–742386

Volver a la vista general