Los sistemas de asistencia llegan a las motos

Actualización de la seguridad de los vehículos de dos ruedas

20 mar 2024
  • Investigador de accidentes: Gran potencial para salvar vidas
  • Los sistemas aumentan la seguridad, pero la experiencia de conducción sigue siendo la misma
  • El ABS en curvas permite incluso frenar cuando la moto está muy inclinada.

Las motocicletas están experimentando una importante actualización en materia de seguridad. Los sistemas de seguridad controlados electrónicamente han llegado al sector de las dos ruedas tras su triunfal avance en los coches: El ABS en curva y el control de tracción, los modos de conducción y la suspensión activa, el control de crucero, las luces de giro y el asistente de carril están diseñados para hacer la vida de los motoristas no sólo más cómoda, sino sobre todo más segura. Los expertos en motocicletas de DEKRA recomiendan familiarizarse con los sistemas, a veces complejos, para poder evaluar los límites de su propio vehículo en las nuevas condiciones.

"Los sistemas electrónicos de seguridad de las motocicletas tienen un gran potencial para salvar vidas, reducir las consecuencias de los accidentes o evitarlos por completo. Este potencial debe aprovecharse al máximo", afirma Luigi Ancona, investigador de accidentes de DEKRA. "Conducir una motocicleta sigue siendo peligroso. Según las estadísticas de accidentes de 2021 en Alemania, el riesgo de morir en moto en relación con el parque automovilístico es cinco veces mayor que en coche."

El ABS es un importante salvavidas

El consolidado ABS ya promete más seguridad. El sistema estabiliza la motocicleta en frenadas bruscas y puede acortar la distancia de frenado para la mayoría de los motoristas; también evita el frenado excesivo de la rueda delantera y, por tanto, las peligrosas colisiones. Incluso en carreteras mojadas, se pueden alcanzar excelentes valores de deceleración de hasta 8 m/s² con el sistema antibloqueo de frenos. Por lo general, los conductores normales son incapaces de alcanzar tales valores sin ABS. Según los estudios realizados, se podrían salvar muchas vidas si el ABS ya funcionara en todas las motocicletas. En consecuencia, el ABS es equipamiento obligatorio en las máquinas nuevas de cilindrada superior a 125 cc en la UE desde 2017.
En el rango de precios más alto de las motocicletas, ahora hay una amplia gama de sistemas de asistencia para elegir. Va desde ABS en curva, control de tracción, varios modos de conducción y suspensión controlada electrónicamente hasta control de crucero con control de distancia y luces de curva, asistente de carril y asistente de cambio. "No tiene sentido hablar de sistemas individuales, porque todo está interconectado y los distintos sistemas colaboran estrechamente", explica Ancona.
Con la ayuda del ABS en curvas, es posible frenar y mantener la línea de conducción incluso cuando se inclina mucho hacia un lado. Esto facilita la desactivación de situaciones críticas en las que hay que frenar inesperadamente en una curva. Los sistemas de frenado integrales garantizan una distribución óptima de las fuerzas de frenado entre las ruedas delanteras y traseras, aumentando así la estabilidad al frenar. Además, un sistema especial de control de tracción puede regular la potencia del motor incluso en las curvas y ayudar así a mantener la adherencia a la superficie de la carretera.

Más seguridad en condiciones cambiantes

El control de Wheelie, por su parte, evita que la rueda delantera se levante al acelerar con demasiada fuerza. Con modos de conducción como "Touring", "Urban" o "Rain", las características del vehículo pueden adaptarse a la situación de conducción, al clima o a las condiciones de la carretera. "Esto se traduce en una mayor seguridad y ofrece a los conductores una mejor experiencia de conducción en condiciones cambiantes de la carretera y del tiempo", afirma el investigador de accidentes.
No comparte el temor de que los conductores puedan perder demasiada libertad de acción en favor de los sistemas de asistencia. "Los sistemas tienden a hacer su trabajo en segundo plano y sólo intervienen cuando los riesgos se hacen evidentes. La experiencia motociclista y la autonomía del conductor permanecen intactas", afirma Ancona.
El experto de DEKRA está convencido de que, en condiciones normales, los motoristas se beneficiarán enormemente de los nuevos sistemas de seguridad. "A la hora de comprar una moto de segunda mano, merece la pena asegurarse de que está en buenas condiciones técnicas y cuenta con elementos de seguridad razonables. Por ejemplo, yo consideraría el ABS como uno de los elementos absolutamente básicos hoy en día".

Nunca asumir un riesgo mayor

Sin embargo, la nueva tecnología no debe tentar a los motoristas a anular las ventajas de seguridad de los sistemas de asistencia conduciendo de forma demasiado temeraria. "Ni siquiera los mejores sistemas son capaces de anular las leyes básicas de la física de la conducción", afirma el experto de DEKRA.
También aboga por familiarizarse con las funciones, el funcionamiento y los límites de los sistemas de asistencia instalados en las motocicletas modernas. Se recomienda seguir regularmente cursos de formación sobre seguridad.